domingo, 7 de abril de 2013

Home



Este fin de semana estuve en un pequeño pueblo de mi país  moría de calor gracias a los constantes apagones pero aun así estaba allí  aguantando todo lo posible y tomando conciencia sobre el verdadero cariño que le tome a mi cama.

Volvimos hoy domingo, y apenas pude tirarme en mi cama lo hice y fue como... Amor a primera vista, me enamore totalmente de mi cama y mi almohada y toma la importante decisión de no volver a viajar sin ellas. 

Entonces me di cuenta que es bueno tener siempre un lugar al cual llamar hogar, donde seamos nosotros y donde seamos feliz sin complacer a absolutamente nadie. Y por supuesto donde podamos andar con pijama libremente. Un lugar donde sentarnos cómodamente y tomar la tasa de café del día.

Porque No hay lugar como tu hogar, allí perteneces tu.


1 Tasas de Cafe:

Nessy dijo...

Ay, Mindy !! Tienes completamente toda la razón !! Ni yoo podría expresarlo mejor !! Todos necesitamos un lugar al que podamos llamar hogar y del que podamos estar seguros de que siempre va a estar allí ;) ;) ;) También me identifiqué muchísimo con la entrada pasada del té. Igualita me puse el otro día con mi taza de té hahaha y me dio mucha risa cuando lo leí aquí.


Te deseoo en serio que muchísima inspiración ;) :D

Saludos,
Inés/Nessy

Publicar un comentario